NO SOY MALO, TENGO TDAH

niña gritando a su padre

Los niños ante determinadas circunstancias o situaciones, son especialistas en portarse mal. Es completamente normal.

Deja de ser normal cuando esos momentos pasan de ser “algunos” a ser casi “continuos”,  la frecuencia y la intensidad de los problemas. Eso le ocurre a niños con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

Muchas personas creen que el TDAH es el resultado de un carácter rebelde. Piensan que el niño se muestra agresivo, no espera su turno o responde abruptamente de manera intencionada, solo para molestar a sus padres o maestros. Otros van un paso más allá y creen que estos niños son malos por naturaleza y que por eso son rebeldes, les gusta transgredir las normas y ser el centro de atención.

niños saltando

El TDAH es el trastorno del neurodesarrollo más frecuente en la edad pediátrica y presenta una alta prevalencia a nivel mundial. Se caracteriza por un patrón persistente de falta de atención, hiperactividad e impulsividad, con una frecuencia e intensidad superior a lo esperable para la edad y desarrollo del sujeto, con interferencia significativa en el rendimiento escolar, laboral, y cotidiano, obteniendo resultados por debajo de sus capacidades. 
La inatención y la desorganización implican la incapacidad de seguir tareas, que parezca que no escuchan y que pierdan los materiales a unos niveles que son incompatibles con la edad o el nivel del desarrollo. La hiperactividad-impulsividad implica actividad excesiva, movimientos nerviosos, incapacidad de permanecer sentado, intromisión en las actividades de otras personas e incapacidad para esperar que son excesivos para la edad o el nivel del desarrollo.
En la infancia, el TDAH frecuentemente se solapa con trastornos que a menudo se consideran «trastornos exteriorizadores», como el trastorno negativista desafiante y el trastorno de conducta. 

TDAH_2

Es cierto que se habla mucho que el TDHA es una moda, e incluso que no existe, pero en su base descansa una predisposición neurobiológica.

 

 

Las personas con TDAH tienen el cerebro diferente


El 
cerebro de las personas con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es diferente al del resto de la población, según concluye el estudio más amplio que se ha realizado sobre la cuestión.

En la última década, numerosos estudios han demostrado que hay diversas áreas implicadas en el TDAH. Según los resultados presentados en la revista The Lancet Psychiatry,  se han detectado diferencias significativas en cinco estructuras distintas del cerebro. Las más áreas más afectadas, a grandes rasgos, son:

  • Córtex Prefrontal, dividido en tres áreas, dorsolateral, orbital y medialEncargado del Sistema Ejecutivo: cómo planificar una acción, iniciarla, controlar si se está haciendo bien o mal, darse cuenta de ello y corregir los errores, ver si se está siguiendo el plan, evitar distracciones, poder ser flexible si las circunstancias cambian y ser capaz de acabar la acción. Los niños con TDAH tienen un córtex prefrontal más pequeño y que funciona a un ritmo menor.
  • Ganglios Basales. Conjunto de estructuras formada por unos núcleos interconectados a través de un circuito cerebral. En general, intervienen en varias funciones como el control motor, emocional y funciones del Sistema Ejecutivo. Contribuyen a desconectar las respuestas automáticas posibilitando que el córtex prefrontal delibere con más detenimiento, y que se coordine  o filtre la información que llega de otras regiones del cerebro.
  • Cíngulo Anterior. Es una estructura implicada en la capacidad de gestionar los conflictos e integrar los procesos inhibidores que necesitamos para regular nuestra conducta.

Por otro lado, se ha observado una insuficiente producción de dos neurotransmisores (sustancias químicas cuyo objetivo es producir una correcta comunicación entre las neuronas) como son:

  • Dopamina. Nos ayuda a mantenernos preparados para actuar, sin que nuestros pensamientos o el mundo exterior nos distraiga. Se encarga de inhibir o modular la actividad neuronal que interviene en la actividad motora, la motivación y la recompensa, el humor, la atención, y el aprendizaje.
  • Noradrenalina. Nos mantiene alerta y atentos. Se encarga de crear un terreno favorable para la atención, aprendizaje, sociabilidad y sensibilidad frente a las señales emocionales.

Asimismo, se ha observado que el tamaño del cerebro es menor en las personas con TDAH que en la media de la población. Los autores del trabajo proponen, a partir de estas observaciones, que el TDAH está relacionado con una maduración tardía del cerebro.

Como hemos visto, el TDAH se ha relacionado con una excesiva producción de adrenalina y noradrenalina, dos neurotransmisores vinculados con el nivel de alerta, la atención selectiva y la reacción instintiva, lo cual explica por qué estos niños tienen conductas disruptivas y responden impulsivamente.

 

Estos pequeños también suelen tener afectadas dos estructuras cerebrales relacionadas con la respuesta comportamental: el Sistema Activador Reticular, que estimula las neuronas corticales y del sistema autónomo que son a su vez responsables de modular la respuesta fisiológica y comportamental y los lóbulos frontales, encargados de regular la conducta de forma voluntaria. Esto explica por qué los niños con TDAH tienen dificultades para controlar sus emociones y comportamientos, por lo que reaccionan de forma impulsiva e hiperactiva y no pueden concentrar su atención durante largos períodos de tiempo.

Ahora que sabemos que hay anomalías, tanto a nivel estructural como a nivel bioquímico,  podemos entender un poco mejor el por qué de los comportamientos y la variabilidad de éstos en el tiempo, de las personas con TDAH.
Para poder ayudar a los niños con TDAH debemos comprender y para poder comprender debemos saber y entender que todos estos comportamientos son la manifestación externa de una alteración en el funcionamiento cerebral.
Comprendámosles y enseñémosles a autorregularse para que hagan en cada momento lo que saben que deben hacer.

madre enfadada

Stay Connected

More Updates

Suscríbete

Mantente actualizado

Puede suscribirse a nuestro boletín a continuación para recibir actualizaciones periódicas.

Ir arriba