EMOCIONES

Los juegos de emociones pueden resultar de gran utilidad para que los niños aprendan a detectar sus emociones propias y ajenas, comprenderlas y utilizarlas de forma positiva y beneficiosa (conciencia emocional). Comprender las emociones les puede ayudar a tener mejor tolerancia a la frustración (regulación emocional), mejorar sus habilidades sociales (competencia social), pensar en positivo (autonomía emocional) y desarrollar una buena autoestima y autonomía emocional (competencias para la vida y el bienestar)

Ir arriba